Todo de mí.

Si tú eres tú y yo soy yo; los dos somos nosotros.

Yo por tu amor, tú por mi dolor.

Y ahora que la distancia nos separa,

hay mucho amor y kilómetros de dolor.

En el teléfono espero tu llamada, desesperada.

Llega la noche y no escucho nada.

Mis lágrimas se derraman, me dirijo a la cama.

Las noches se alargan sin tus palabras.

Yo de ti ya no sé nada.

Anuncios