Hablar de más, echar de menos

Las cosas claras y el chocolate espeso, pero bien, las cosas se espesan con los problemas y el chocolate, con leche se aclara. También dicen que del dicho al hecho hay un trecho, ¡qué cierto! La facilidad para la palabra resulta asombrosa en algunas personas, que posteriormente, con descaro todo lo desmienten. Es inevitable no acordarse de quien hace promesas con palabras y pone de barrera la distancia.

Su melena oscura y sus ojos claros, es preciosa, pero muy miedosa. Critica a las espaldas y miente a la cara, personalidad nula, sin duda. Mis ganas de verla, besarla y acariciarla, pero sobre todo mis ganas de decirle que la quiero. No obstante, el amor no correspondido no es bien recibido. Así una decide alejarse de estas personas, cuyo único fin es hablar de más, mientras tú las echas de menos.

Anuncios

DISTANCIA

Imagen

Fiel seguidor de mis promesas,

¿qué ocurrirá si no me besas?

pues nunca me ví entre tantas rejas

ni escribiendo aquí mis quejas.

El destino nos marcará si es preciso,

mientras esperamos indecisos.

Las llamadas a las tantas.

Llorabas y suspirabas,

cuando te decía lo mucho que te amaba.

Te recuerdo que no hay cosa que más me agrade

como pasar contigo alguna tarde.

Verte fuera de mis sueños

y también en ellos.

Que yo creía de esto algo diferente,

ahora digo en presencia de mi gente,

que no hay dolor que yo más sienta

que el de la distancia y la tristeza.