ETAPAS DE UNA VIDA

Un caluroso día de primavera jugábame la vida una mala pasada.

Larga historia la de aquella corta tarde.

El día en su término se prolongaba.

Tuvo lugar en última instancia la apoplejía sentimental.

Rompen la monotonía diaria y el silencio guardado sucesos inesperados.

Allende la indómita noche de luna llena, mi mente vio la luz en tu mirada, y

por un segundo vislumbré la verdad, en tu rostro reflejada.

No traté en mi sueño de sosegar con la razón mis sentimientos,

paseé contigo como antaño.

Alcanzando el despertador con sus zumbidos mis pabellones auditivos,

bruscamente regresé a la realidad olvidando lo soñado

y disgustándome por ello.

Mi instinto me dijo: “tal sueño marcará tu vida por completo”, y sin duda lo ha hecho.

Reflejándolo aquí y ahora, tal y como  lo dicta mi memoria.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s