CONDICIÓN CONTADA

De mis pobres emociones retenidas en nuestras despedidas.

De mis honradas lágrimas derramadas en mil paradas.

De las noches a tu lado sin reproches.

De mi vida, tus miradas entre sonrisas.

De tu aislado hallazgo, a mitad de la partida.

Aquel lóbrego encuentro, lo interpreto ahora a modo de cuento.

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s