ME VUELVO A LEVANTAR

Sentada aquí esperando tu llegada, tal vez un poco desilusionada.

Tus palabras manipuladas nada tenían que ver con todas tus historias imaginadas.

Tan solo pido mi amor, que te lo dejé prestado y por tuyo ya has tomado.

Silencio guardo con mi poesía, que rompí cuando no debía.

Mis besos no los merecías cuando yo sabía que tu boca tocaba todas menos la mía.

Sonrisas al alma que tomaba con calma, hasta que aquella noche tumbada en mi cama se encendió mi llama, que más se animaba si con ron la ahogaba.

A pecho cerrado me olvido de los besos que me has dado y aún más me arrepiento de los que no diste, pues sin duda los hubiese rechazado.

Perdón por olvidar tan rápido, pero son muchos años viviendo distintas historias que vienen a ser la misma.

Os escribe una titulada en el desamor que detenidamente está estudiando los “te quiero” que por ahí le van regalando.

Caí 1000 veces y me levanté 1000 y una

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s